viernes, 3 de julio de 2009

SE ALQUILA ESTE PISO

A veces el ser humano se empeña en seguir la corriente urbanita que la sociedad actual ha marcado y, resignado, agacha la cabeza siguiendo el rastro de mugre que la ciudad deposita bajo sus pies. Pero si uno levanta la cabeza sin miedo a recibir una colleja descubrirá sin duda un mundo incoherente pero divertido, más intrépido incluso que los parajes soñados por Dalí.
En este caso, alguien decidió alquilar su piso, "este" piso en concreto, no el de al lado ni el de arriba, no, "este", hay que dejar las cosas claras. Y como la maltrecha economía hace estragos el hombre decidió recoger la primera lámina de melamina que encontró en la basura y dar a conocer al mundo que alquilaba su piso. Como toda gran artista primero dibujó en lápiz un esquema de lo que iba a escribir (que luego como vemos se pasó por el culo), y con el ansia se dejó la "i", que más tarde, metió entre la "U" y la "L". Lo más curioso del esquema en lápiz (o bolígrafo, me asaltan las dudas) es que la "S" de se alquila (o alguila, no se ve claro) va al revés, está invertida.
Tampoco nos queda demasiado claro si se alquila de 20 a 22 horas o simplemente que le llamemos a esa hora, pero la cuestión no es esa, sino que por si el rótulo no fuera lo suficiente atractivo y consciente de que una buena presentación es esencial a la hora de vender un producto, el hombre colgó el rótulo a lo "Manolo", torcido y con desgana (tendría prisa el hombre).
Y ahora la conclusión, si el letrero es así de cutre, el balcón en sí nos da aspecto de edificio viejo, ¿No les asalta la duda a ustedes de cómo será de cochambroso por dentro?

1 comentario:

  1. Me parece que este piso cae cerca de la carnecería....

    ResponderEliminar